lunes, 30 de noviembre de 2009

Devís Devís y Peiró Velert

Establecen una clasificación de los juegos deportivos, Para el desarrollo de la propuesta de cambio se realizará como si de un modelo se tratara. Para desarrollar este modelo de enseñanza debemos partir de una estructura de juego deportivos, una clasificación que agrupa los juegos deportivos en cuatro formas distintas, de manera que cada una de ella posea una problemática similar, asi como características e intensiones básicas, contexto social y principios o aspectos tácticos básicos también similares. . En esta clasificación los juegos se clasifican en juegos deportivos de blanco y diana, campo y bate, cancha dividida y de invasión.

· En los juegos de blanco y diana se incluyen aquellos juegos en los que dos jugadores o dos equipos opuestos en un espacio de juego común participan de forma alternativa orientados por el principio general de lanzar o golpear un móvil con la mano o un implemento hacia un objeto o persona, referencia o lugar en el espacio, con la intención de aproximarse, alcanzar el objeto, persona o desplazarlo con el menor número de intentos posibles.

· En los juegos de invasión de territorios se incluyen los juegos orientados por el principio de llegar antes que otros para conquistar una zona privilegiada o evitar que otros la ocupen. Consisten en que el equipo en posesión del móvil (enfrentado a otro equipo, participando de forma simultánea en un espacio común) juegue orientado por la idea de conservar el balón y progresar hacia el campo contrario con la intención de tirar a meta y anotar tanto.

· Los juegos de cancha dividida consisten en que dos jugadores o dos equipos opuestos que se sitúan de forma simétrica en espacios diferenciados y participan de forma alternativa, lancen o golpeen un móvil (pelota, volante, etc.) con la mano o un implemento con la intención de que el móvil pase por encima de una línea, cuerda o red de forma que caiga o muera en el campo contrario y/o resulte difícil su devolución por el equipo oponente.

· En los juegos de campo y bate se incluyen aquellos en los que dos equipos en un espacio de juego común van alternando los roles de lanzadores y jugadores de campo. El comportamiento de los lanzadores está orientado por el principio de lanzar o golpear un móvil con la mano o la ayuda de un implemento con la intención de dejarlo fuera del alcance de los jugadores de campo o retrasar al máximo su devolución para poder realizar un recorrido antes de que el balón sea recogido por los jugadores oponentes.

El proceso enseñanza aprendizaje de los juegos deportivos en primaria, están basados en principios educativos básicos que orientan el modelo de enseñanza en las clase, estos principios son:

· Principio para la elaboración de juegos modificados: modificar el terreno de juego, numero de jugadores, tamaño de balón, duración del juego, su estructura.

· Principios tácticos de las principales formas de juegos deportivos: los selecciona el profesor entre los existentes en cada uno de las formas de juego deportivo.

· Principios para la progresión de los juego modificados: de lo fácil a lo difícil, de lo lento a lo rápido (con respecto al que aprende no es para todos), aluden a la tarea motora.

· Principio para la mejora de los juegos modificados: perspectiva de colaboración entre profesores. Valorar los pro y contra de los juegos, tener en cuenta los problemas que vayan surgiendo o que planteen los alumnos para progresar y profundizar en los juego.

· Principio para las estrategias de comprensión: utilizar la observación y comportamientos de los alumnos y la intervención del juego cuando se considere oportuno; modificar el formato.

· Principios relacionados con la evaluación

El aprendizaje deportivo supone la toma de contacto por parte del aprendiz con un mundo de acciones diferentes que deben ser ajustadas y adaptadas a las demandas de las numerosas y variables situaciones del juego. Parece, por lo tanto, necesario desarrollar una estructura de soporte de características altamente genéricas (trayectoria de móviles, parámetros materiales, posiciones en el campo de juego, distancias desde las que se debe actuar, formas de actuar sobre los objetos, situaciones temporales y de espacio, etc.) que le permita al niño adaptarse mejor a situaciones nuevas. De esta manera, será posible que capacite a los niños para adaptarse mejor a otras situaciones similares que la competición deportiva les presentará, es decir, que se favorezca el fenómeno de la transferencia y la adaptabilidad.

Greco

Marca un especial énfasis en tres aspectos, que pueden posibilitar un cambio en la enseñanza, donde el jugador comprenda, en el significado más profundo, lo que está haciendo:

1. La toma de decisiones y la formulación de juicios por parte del alumno. Este nuevo enfoque está orientado al desarrollo de la capacidad de discernimiento, lo cual sólo se puede conseguir a través de la práctica motriz de situaciones problema. El niño es expuesto a un juego, sobre el que empezarán a surgir problemas, pero bajo la supervisión y control del educador, éste irá tomando decisiones de actuación.

2. La comprensión de los contextos de los juegos deportivos. El contexto de juego es el medio que presenta los problemas al niño y donde éstos adquieren su completo significado.

3. La importancia de la táctica en la iniciación deportiva. Según la opinión de los autores, y compartida por nosotros, el aprendizaje de los juegos deportivos evoluciona de la táctica a la técnica, es decir, del “por qué” al “qué”.

Es necesario conocer la esencia del juego y sus principios tácticos, que a su vez vendrán dados por indicadores de la táctica deportiva (Riera, 1995), para poder sacar un mayor partido a la técnica. Se trata de aspectos contextuales que configuran la calidad del entendimiento del juego, la implicación activa inteligente y el dominio de la habilidad. Asimismo, proporcionan el ambiente adecuado que incentiva la imaginación y la creatividad para resolver las distintas situaciones de juego (Arnold, 1985). Pero, generalmente, el jugador no se plantea a sí mismo problemas estratégicos, sino que únicamente se siente motivado por la actividad lúdica. Sólo la influencia del educador permitirá que el juego se desarrolle en función del objetivo propuesto. El niño no aprende a pensar si no se le exigen actos mentales. La contribución del educador consiste en crear una situación problemática y concienciar de ella a los participantes, conducirles a las respuestas a partir de sus propios conocimientos y analizar la solución descubierta y utilizada (Blázquez, 1986).

Por ello, nos unimos a la propuesta de Devís y Peiró (1992) de los “juegos deportivos modificados”

como una forma de actividad que conciencia al niño de ella, le da confianza en él y, por la cual, el niño va a conocer mejor sus posibilidades y sus límites. Los juegos, que actualmente se desarrollan en los centros de actividades, en su gran mayoría, son deportes planteados de una forma exacta a los cuales realizan los adultos en las competiciones, éstos son impuestos dando lugar a que el niño deba aprender de una forma automatizada, no dando lugar a la libre decisión de acción.

Los juegos deportivos modificados desembocan en dar una autonomía y una socialización al niño, condición más realista que tiene una buena relación con el desarrollo del niño.

De forma resumida, la alternativa propuesta parte de la idea central de considerar que, cada elemento del juego, sólo adquiere significado en relación al conjunto o la totalidad y que es a partir de la totalidad, es decir, del juego, desde donde se debe abordar la enseñanza y el aprendizaje comprensivo de los mismos. Considerando como punto de partida el juego, el énfasis se pone en el reconocimiento y la comprensión por parte del jugador de los principios generales comunes a los juegos deportivos que deben orientar su toma de decisión y sus respuestas y en la transferencia de los aprendizajes a otras situaciones lúdicas similares (González, 1996).

CONSIDERACIONES METODOLÓGICAS EN LA ENSEÑANZA DE LOS JUEGOS DEPORTIVOS

Bajo el punto de vista de la enseñanza según los juegos deportivos modificados, se mantendrá como base el análisis de las situaciones problema, que haciendo partícipes al practicante en la misma, éste tomará decisiones y establecerá juicios sobre ella (por ejemplo preguntar a los practicantes sobre posibles soluciones al juego). Todo ello, facilitará la comprensión de dicha situación y del contexto de juego deportivo, consiguiendo que las estrategias surjan del alumno de forma comprensiva. Otro elemento que

juega un papel importantísimo, es la consideración de los principios tácticos genéricos en los juegos deportivos. Tanto en los juegos deportivos individuales como colectivos, la táctica hace acto de presencia de forma continuada, de esta manera, el educador deberá obtener los esquemas tácticos comunes

de ataque y defensa, para así, formar a los practicantes en estructuras genéricas que faciliten el posterior aprendizaje de las estructuras específicas que caracterizan a los deportes.

Utilizando la propuesta de clasificación de los juegos deportivos, manteniendo como base la enseñanza a través del juego y considerando la evolución madurativa que va sufriendo el infante, la progresión de los juegos deportivos con sus correspondientes modificaciones irá de los juegos deportivos individuales a los colectivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario